Historia de Bulgaria

El territorio  ha estado habitado desde tiempos inmemoriales, desde la Edad de Piedra y la Edad del Cobre. La evidencia de esto son los numerosos  asentamientos y túmulos funerarios. Entre ellos se encuentran el túmulo de Karanovo y el asentamiento del  neolítico del milenio VI a. C. en Stara Zagora. De esta época data el tesoro en oro más antiguo del mundo, descubierto cerca de Varna.

Durante la Edad de Bronce se establecen los tracios, los que deja un rico patrimonio cultural, tumbas, templos y tesoros. Se cree que el mítico músico tracio Orfeo vivía en las montañas de Ródope y el rebelde Espartaco, nació cerca de la actual ciudad Sandanski.

Cuando a finales del siglo I d. C. las tierras búlgaras pasaron a formar parte del territorio del Imperio Romano, se comenzó, a gran escala, la construcción de nuevas ciudades en el lugar de los antiguos asentamientos tracios. De esta época se conservan muchos monumentos arquitectónicos y arqueológicos, el teatro y el estadio romano en Plovdiv, las ruinas de ciudades romanas como Ulpia Eskus, Nove, Nicópolis ad Istrum, Nicópolis ad Nestum, Augusta Traiana, Abritus, Deultum y otras.

Después de la caída del Imperio Romano, las tierras de la Bulgaria actual se incluyeron dentro del Imperio Bizantino.

En la segunda mitad del siglo VII, el territorio del actual noreste , se asentaron las tribus de protobúlgaros, los cuales se unieron a los eslavos y fundaron el Estado búlgaro, reconocido por Bizancio en el año 681. Como jefe del estado quedó el líder de los protobúlgaros, Kan Asparuh, siendo designada la capital Pliska. De este período de la historia han quedado las ruinas de la antigua capital, donde aún hoy se puede ver la magnitud de la construcción y la magnífica arquitectura.

En algún momento entre la fundación  y de la adopción del cristianismo (mediados del siglo IX) se esculpió uno de los más magníficos monumentos de la cultura, el caballero de Madara. El increíble relieve en la roca, fue tallado a una altura de 23 metros, no muy lejos de la capital pagana, Pliska.

En el año 864, durante el reinado del príncipe Boris I Mijail (852-889 d. C.), Bulgaria adoptó el cristianismo como religión oficial. Con esto se abolieron las diferencias étnicas entre los protobúlgaros y los eslavos y comenzó a construir una nación búlgara unificada.

A finales del siglo IX, hermanos eslavos, Cirilo (Constantino el Filósofo) y Metodio, crearon y difundieron el alfabeto eslavo (conocido como el alfabeto cirílico). Sus discípulos Clemente y Naum llegaron a Bulgaria, donde fueron recibidos calurosamente y encontraron buenas condiciones para el trabajo. Ellos desarrollaron una rica actividad educativa y literaria. Des, el alfabeto cirílico se extendió a otros países eslavos, como Serbia y Rusia. Ohrid y Pliska, y más tarde la nueva capital Veliki Preslav se convirtieron en centros de cultura búlgara y eslava.

El reinado del zar Simeón I (893-927) fue conocido como la “Edad de Oro de la Cultura Búlgara” y las fronteras del país en aquel momento llegaron hasta, el Mar Negro, el Mar Egeo y el Mar Jónico. Simeón trasladó la capital del país desde la pagana Pliska a la cristiana Preslav, considerada una de las ciudades más bellas de Europa. Incluso hoy en día existen restos de palacios, iglesias y edificios públicos en la segunda capital de Bulgaria.Veliko Tarnovo mantiene la mayoría de los monumentos del segundo reino búlgaro. En la colina Tsarevets en el interior de la ciudad, hoy en día se puede ver brillantemente restaurada las muralla y las torres. Allí estaba el palacio real, había muchos edificios residenciales y comerciales, el aljibe del agua. Enfrente de la colina Tsarevets se encuentra otra colina histórica, Trapezitsa. Su riqueza histórica es abundante y todavía no se ha revelado plenamente. Aquí se concentraban las iglesias cristianas de la antigua capital. Las excavaciones arqueológicas en la colina continúan y siguen apareciendo nuevos descubrimientos interesante. Entre los monumentos más interesantes de Tarnovo están los templos “Los Cuarenta Mártires”, “ San Jorge”, “San Demetrio de Tesalónica”, “San Pedro y San Pablo”.

El espectáculo audiovisual “Luz y Sonido”, que se realiza en la fortaleza “Tsarevets” al igual que las exposiciones en los numerosos museos, cuentan la milenaria historia de la antigua ciudad.El poder de Bulgaria fue restaurado durante el reinado del hermano más joven de los boyardos Asen y Peter, Zar Kaloyan (reinó de 1197-1207). Durante el reinado del zar Ivan Assen II (1218 -1241) el segundo reino búlgaro alcanzó su cenit, hegemonía política en el sudeste de Europa, amplio sus fronteras hasta el Mar Negro, el Mar Egeo y el Mar Adriático, desarrolló la economía y la cultura. De esa época se conservan frescos en la Iglesia de Boyana, las iglesias de Turnovo, el Monasterio de Zemen, las iglesias de piedra de Ivanovo, la fortaleza de Asenovgrad y otros.

En 1396 el país fue conquistado por el Imperio Otomano.Seguido por cinco siglos de dominio otomano, durante este período, los monasterios ortodoxos, fueron los únicos centros espirituales en donde se preservó la cultura y el espíritu búlgaro. Muchos de ellos fueron fundados antes de la caída de Bulgaria bajo el dominio otomano y en este oscuro periodo de cinco siglos fueron quemados varias veces y se volvían a recuperar para continuar su trabajo espiritual hasta la fecha.

A finales del siglo XVIII y en los inicios del siglo XIX comienza el Renacimiento búlgaro, este se inicia cuando el pueblo búlgaro despierta y madura a una lucha organizada contra el Imperio Otomano. Durante este período, los comerciantes y artesanos búlgaros establecieron vínculos comerciales con Europa, gracias a lo cual entró a tierras búlgaras innovaciones en el estilo de vida y la cultura, la educación y la arquitectura. De esa época se conservan magníficas edificaciones. Pueblos enteros que llevando el espíritu de la arquitectura del Renacimiento han sido declaradas reservas arquitectónicas, Kovachevitsa,Shiroka Laka, Borovets, Koprivshtitsa, etc. La arquitectura renacentista tiene su pico en las casas renacentistas de Plovdiv, cuya arquitectura de estilo se llama “el barroco búlgaro.”

En 1876 la insurrección de abril estalló, este fue el intento más grande y de mayor organización durante el periódo de liberación de la dominación otomana. El primer disparo de la insurrección fue en el puente “Parva pushka”, en Koprivshtitsa.El levantamiento fue sofocado con gran brutalidad, pero pone a la palestra internacional la cuestión sobre la liberación de Bulgaria. En 1878, tras la guerra ruso-turca, el estado búlgaro fue restablecido. Hoy en día en los lugares donde se vivieron las batallas más memorables se han construido grandiosos monumentos como en el pico Shipka, se encuentra el parque museo “Shipka” y en la ciudad Pleven está el panorama “La epopeya de Pleven”.

En 1878, tras la guerra ruso-turca, el estado búlgaro fue restablecido.  Hoy en día en los lugares donde se vivieron las batallas más memorables se han construido grandiosos monumentos como en el pico Shipka, se encuentra el parque museo “Shipka” y en la ciudad Pleven está el panorama “La epopeya de Pleven”. El congreso de Berlín (1878), divide el antiguo territorio  en tres partes, el Principado  encabezada por el príncipe, Rumelia Oriental con el gobernador cristiano nombrados por el sultán y Tracia y Macedonia, que se mantuvo bajo el Imperio Otomano. Para el primer príncipe del Principado de Bulgaria fue elegido Alejandro I de Battenberg. En 1879 en Veliko Tarnovo se adoptó la primera Constitución , una de los más democráticas de su tiempo, y se funda el Banco Nacional Búlgaro. Hoy en día el museo “Renacimiento y Asamblea Constituyente” de Veliko Tarnovo, se encuentra en el edificio en el que fue aceptada la Constitución de Tarnovo.

En 1885, el Principado de Bulgaria y Rumelia Oriental se unieron. En la actualidad el 6 de septiembre de cada año los búlgaros celebran la unión de las dos Bulgaria.Para obtener la liberación de Macedonia y Adrianópolis, en 1903 estalló el levantamiento de Ilinden. En la región de Petrova Niva, se celebró entonces un congreso y se decidió levantar la insurrección de 1903, aquí existe un museo en el que se cuenta dicha historia, además de un monumento erigido en honor a los mártires del levantamiento y un templo.En 1908, el príncipe Ferdinand I  proclamó la independencia  de la dominación Turca y es proclamado rey del Tercer reinado búlgaro.

En 1912, Bulgaria lidera la victoria contra Turquía en la guerra de los Balcanes, pero a partir de 1913 los antiguos aliados, Serbia y Grecia debido a desacuerdos, se volvieron contra Bulgaria lo que conduce a una guerra entres los aliados en los Balcanes, en la que fue derrotado nuestro país. Como resultado de esta guerra se recorta en territorio .

La intervención  en la Primera Guerra Mundial, en el lado de las potencias centrales terminó con una catástrofe nacional. El Tratado de Paz de Neuilly de 1919 impuso severas disposiciones sobre Bulgaria, perdiendo una gran parte de sus territorios.La primera mitad del siglo XX fue un período de prosperidad en la economía y la cultura búlgara. De esa época es uno de los ejemplos arquitectónicos más bellos del país, la catedral-monumento “San Aleksander Nevsky “, el Teatro Nacional “Ivan Vazov”, etc.En los inicios de los años 40 Bulgaria encabezó una política en interés de Alemania y las potencias del Eje. En 1941 Bulgaria declaró la guerra a EE.UU. y al Reino Unido, pero el ejército búlgaro no estuvo involucrado en la lucha en el frente oriental. El zar Boris III apoyó la presión pública y evitó la deportación de cerca de 50.000 judios búlgaros. En agosto de 1943 el zar Boris III murió y la regencia del país la toma el joven rey Simeón II. El 5 de septiembre de 1944, el ejército soviético entró en Bulgaria y el 9 de septiembre se funda el nuevo gobierno, dirigido por el Frente de la Patria, encabezado por Kimon Georgiev.

En 1946 Bulgaria fue proclamada República. La Familia real salió del país. El Partido Comunista Búlgaro llegó al poder. Los partidos políticos fuera del Frente de la Patria fueron prohibidos, la economía y los bancos fueron nacionalizados, la tierra cultivable se organizó en cooperativas. En el gobierno participaron consecutivamente, Georgi Dimitrov, Vasil Kolarov, Valko Chervenkov, Anton Yugov y Todor Zhivkov.A finales de 1989, comenzaron los cambios democráticos en Bulgaria. Se llevan a cabo elecciones multipartidistas. Se adoptó una nueva constitución. Bulgaria toma el camino para alcanzar un desarrollo democrático y una economía de mercado.Desde 1991 es miembro del Consejo de Europa. En 2004 Bulgaria se convirtió en miembro de la OTAN.Desde el 1 de enero de 2007, después de cumplir los criterios de adhesión, Bulgaria se convirtió en miembro de pleno derecho de la Unión Europea.

Historia del Banco Nacional de Bulgaria

Se han acuñado monedas en Bulgaria desde la antigüedad. Durante el Segundo Imperio Búlgaro se conocen monedas desde Ivan Asen II (principio del siglo XIII) hasta Ivan Sracimir (mediados del siglo XIV).
La conquista otomana puso fin a la fabricación de moneda búlgara durante más de 5 siglos.
La liberación de este imperio deja un escenario caótico de monedas en circulación de diferentes países usandose simultáneamente en los mercados locales.
El nuevo estado búlgaro tuvo que idear un nuevo sistema monetario. Las cuentas oficiales fueron establecidas en francos franceses. Debido a la diferencia entre el valor real de las monedas de plata y su valor nominal, y el valor intrínseco de las monedas de oro, las remesas se conservaban en una gran variedad de monedas extranjeras de plata.
El Banco Nacional de Bulgaria se funda en 1879.
Al año siguiente la Segunda Asamblea Nacional Ordinaria vota el acta del derecho de acuñación, garantizando que el estado es el único autorizado para poner en circulación moneda.
El acta establece el LEV como moneda oficial, dividida en 100 STOTINKAS. Se basa en la Unión Monetaria Latina, con tres tipos de monedas, de oro, de plata y de cobre. Las primeras monedas se acuñan al año siguiente, en Gran Bretaña. 2, 5 y 10 stotinkas, en cobre. En Rusia se acuñan monedas de plata de 1 y 2 levs, en 1882. Las primeras monedas de oro aparecen en 1894, y son de 10, 20, y 100 levs.
El Acta de la Moneda del Principado de Bulgaria declara en 1897 la moneda de 1 lev de oro como unidad monetaria. Sin embargo no se acuñan monedas de este valor.
En 1928, en virtud del Acta de Estabilización de la Oferta Monetaria se establece el cambio estándar del oro.
En varios períodos el Banco Nacional de Bulgaria, bien como institución independiente o como entidad dependiente del Ministerio de Hacienda y Finanzas decide la acuñación de moneda en diferentes lugares: Rusia, Gran Bretaña, Austria-Hungría, Francia, Alemania, Yugoslavia.
La fundación de la casa de moneda de Bulgaria en 1952 es un hito en la acuñación de moneda en el país, primero con el dinero corriente, y después emitiendo monedas conmemorativas, desde 1965.

Unión Monetaria Latina

La Unión Monetaria Latina, que ha tenido influencia mundial en la acuñación de las monedas de oro y de plata, fue constituida en 1865 por Francia, Bélgica, Italia y Suiza. Estos países se hallaban bajo patrón monetario bimetálico, con una relación entre la plata y el oro de 15.5 a 1. El tratado dispuso que la acuñación de monedas de oro continuara con una ley de 0.900 y que las denominaciones tuvieran mismo peso y valor. Grecia se adhirió a la Unión en 1868.
A través de la Unión, Francia intentó establecer un sistema monetario universal basado en la unidad francesa. Y aunque no triunfó por completo en su propósito, un gran número de países que no eran miembros de la Unión basaron sus monedas de oro en los tipos de la Unión Monetaria Latina.

Países de la Unión Monetaria Latina

Albania, Andorra, Argentina, Austria, Congo belga, Bélgica, Bolivia, Bulgaria, Camboya, Chile, Colombia, Costa Rica, Creta, Ecuador, El Salvador, Eritrea, España, Estados, Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, Guyana, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Indias o. danesas, Indochina, Italia, Letonia, Liechtenstein, Luxemburgo, Magadascar, Mónaco, Montenegro, Marruecos, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Puerto Rico, Rep. Dominicana, Rumanía, Rusia, San Marino, Serbia, Suecia, Suiza, Reino Unido, Túnez, Uruguay, Vaticano, Venezuela, Yugoslavia.

La primera Guerra Mundial produjo un grave efecto sobre la circulación monetaria de varios países que dejaron de acuñar las monedas de oro durante varios años. De facto los efectos de la unión habían desaparecido, aunque la disolución definitiva de la Unión Monetaria Latina se produjo en 1926.

Monedas en subastas de Numismática Lavín

 500 Acuñada en 1884, con valor facial de 5 levas, en plata de 900 y con un peso de 25 g. y un diámetro de 37 mm. En el canto grabadas las palabras “Dios salve a Bulgaria”. Se fabricaron 512.473 piezas, en  St. Petersburgo, Rusia y el diseño lo realizó Nikolaj Formás
 503 Acuñada en 1894, con valor facial de 5 levas, en plata de 900 y con un peso de 25 g. y un diámetro de 37 mm. En el canto grabadas las palabras “Dios salve a Bulgaria”. Se fabricaron 1.800.000 piezas, en  Kremnitz, Austria-Hungria y el diseño lo realizó Аnton Sharf
 505 Acuñada en 1989, con valor facial de 25 levas, conmemorando los “16 Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville 1992” en plata de 925 y con un peso de 23,33 g. y un diámetro de 38,61 mm. EL canto es plano. Se fabricaron 80.000 piezas, en  Sofia, Bulgaria y el diseño lo realizó Rosana Alexandrova.

Fuentes:

Banco Nacional de Bulgaria
World Coins 1801 – 1900 y 1901 – 2000
Portal Oficial de Turismo de Bulgaria
Anuncios